Pues muy bien ! Olé por los dos, primero por Vadim Romanov, con toda su tranca, y en plena forma, …