Un nuevo niñato sumiso llega a Hardkinks, Mark Fontana, para ser sometido y entrenado, quiere convertirse en un buen perro obediente, y para ello le han dejado en manos del amo francés Guillaume Wayne.

[btnsx id=”5395″]