Rafa ha contratado a un entrenador personal sin saber que es un chaval dominante al que le pone mucho convertir a niñatos en sus esclavos personales. ¿Se rebelará o terminará siendo el perro fiel de su entrenador?

[btnsx id=”5395″]

[btnsx id=”5395″]