En esta entrega os voy a explicar la mejor opción para que no se os cierren puertas en el mundo del porno y extrarradio.

En el porno gay no importa nada tu tamaño de rabo, mientras no tengas la lengua demasiado larga. Al menos en público.

Casos prácticos donde tienes que cerrar el pico.

  • Cuando tu compañero viene directamente del chill al rodaje y te toca dar el callo. Te tienes que callar, porque quién más quién menos, uno ha tenido un mal día alguna vez.
  • Cuando tu compañero no se ha hecho la pedicura y te toca comerle los pies. Bueno, tampoco pasa nada hijo, del chill al rodaje el chaval no encontró el tiempo para arreglarse los pies.
  • Cuando tu compañero tiene un falta de higiene o tienes la sensación que no se encuentra bien de salud. Tranquilo, si tres días después tienes chlamydias, ya las sufrirás en silencio. Ni se te ocurra contarlo o te harán un traje.
  • Cuando has puesto el culo, te han apaleado viva, y tu compañero gana más que tu por darte de hostias. Ser pasivo esta muy sobrevalorado, y a veces, entre menos te entregas, mejor te pagan. Eso te pasa por puta.
  • Jamás comentes a tus compañeros lo que cobras.
  • Si a tu compañero le rebajan el sueldo porque no se ha corrido. Ni se te ocurra ser solidario con él. A callar. Ya aprenderá a correrse, o eso, o que no venga del chill al rodaje sin pasar por la pedicura y arrastrando sus chlamydias.
  • Si tras rodar más de 25 escenas ninguna de las productoras te invitan a salones eróticos o a actuar, …vaya, eso es que no me has hecho caso, y en algún momento has largado demasiado contra los organizadores.
  • Si jamás te nominan a unos premios, eso es porque no te has nominado a ti mismo como una loca. Da igual que tus directores elogien tu trabajo, si la Academia te veta… estás vetado y punto.
  • Que los premios siempre están vendidos, lo sé de primera mano, yo lo doy a los amigos, y los que van de ser justos y oficiales…también. Yo hago una parodia y ellos el ridículo. Tranquilo. No digas ni mu.
  • Si algún compañero te pide ayuda para rellenar formularios o que le des algún mail de alguna productora, y luego lo ves trabajando más que tu. A callar, por tonta.
  • Que algún actor dijo que no haría nunca bareback como si eso fuera de segunda, y luego lo ves saltando de polla en polla sin latex de por medio. Es su problema no el tuyo.
  • Que alguna productora te discrimina por ser indetectable cuando la escena es con condón. No alces la voz por Dios, y deja que tus compañeros “negativos” trabajen en esa productora.
  • Nunca des tu opinión por whatsapp, los que hoy son tus amigos, mañana, con tal de ganarse una escena o un show, te venderán.
  • Jamás reveles con quién vas a grabar hasta que no esté grabado.
  • En fin, si ves algo injusto, no te conviertas en Juana de Arco.

Bueno, en realidad, a mi tampoco me ha ido tan mal teniendo opinión. Así que… que coño, di lo que piensas, y si ves alguna injusticia, sácala a la luz, es mejor que no te llamen para trabajar a que piensen que eres un completo idiota.