Si tienes la suerte de encontrarte con el chulazo ruso Dato Foland, tienes que saber una cosa, y es que nunca sabes por qué camino va a tirar la historia. Su fuerte acento ruso, rudo te penetra más allá de lo que pueda penetrar su polla en tu culo. Pero no te decepciones, el no sólo hace de activo, de vez en cuando le gusta meterse una polla bien gorda en el culo. Así que según se sienta ese día, puedes llevarte una sopresa. Bueno, nosotros creemos que es más bien, según si se haya hecho una lavativa o no. En esta escena acaba de pillar a Hector de Silva, el nuevo ponente del porno gay (el día 7 lo podréis ver junto a dos actores que nada tienen que ver con él dando una charla sobre verdades y mentiras del porno… moderado por Carlos Resa…y no es un chiste), robando datos sensibles de un ordenador (yo pensaba que eran los rusos los hackers…), y ahora se encuentra atado de manos dispuesto a darlo todo a Dato.

[btnsx id=”5506″]

If you’re ever fortunate enough to come up against Russian stud Dato Foland know one thing – you can never be too sure which way it’s gonna go. His deep Russian accent would have you believe you’re gonna be feeling his hard cock pumping inside you before too long. But don’t be deceived, he loves to ride a nice thick dick too, as we’ve seen a few times here on Menatplay, so depending on how he’s feeling on the day you could get a surprise. In this encounter leather-gloved Russian mobster Dato, who, having caught Señor de Silva in the midst of stealing sensitive data from his laptop strings him up and toys with his handsome prize. Blindfolded and hands tied above his head Hector can only guess at the outcome of this interrogation.