“Una “Marica Mala” es aquel gay entrañable al que todos ‘adoramos’ ver criticando a otros, pero tememos por el día en que su ‘lengua venenosa’ hable de nosotros.” Gabriel J. Martín


He vuelto. Y tengo la necesidad de transmitir mi opinión en este blog. La responsabilidad de lo que escribo es únicamente mía y tenderá a ser lo más respetuosa posible en cada post que decida publicar. Por lo tanto, no personalizaré las opiniones con nombres artísticos, reales o comerciales, pues lo que pueda considerar opinable no será un hecho puntual, sino una actitud frente a determinadas situaciones. La “industria” del porno gay en España es bastante marginal frente al porno heterosexual, pero aún así existe, funciona y cada vez se hacen cosas en España que se exportan fuera de nuestras fronteras. Sin reglas fijas, sin rumbo fijo, sin hilo conductor, la formula del éxito es claramente ambigua. Unos se fijan en sus antecesores, otros son más autodidactas, y otros utilizan la táctica de rodillas negras que suele funcionar en casi cualquier trabajo con la diferencia que al ser una industria donde todos se conocen, cualquier de tus actos y movimientos tiene un resultado visible para todo aquel que tenga un mínimo organigrama del porno gay Español. Hay cosas dignas de alabar, tíos que se lo curran, otros que tienen capacidad de hacer lo que les de la gana sin tener que pestañear. Estoy en el mundo del porno, desde la distancia a veces o ante la cámara desde que me pusieron RDSI en casa, he entrevistado a actores que ya no están y otros que siguen ahí, he rodado y dirigido, y no voy a soltar el resto de mi curriculum porque no voy a estar toda la vida tratando de justificarme. Me llamo Dominique Kenique. Soy actor porno y no temo a verter mi opinión. Además quiero aportar en este blog, todas la novedades del cine porno gay que se realiza en España y en el mundo. No podré cubrirlo todo, cada día se estrenan decenas de escenas, así que haré lo que es propio de mi : Lo que me de la gana.